Content

El Colombian Dream

domingo, noviembre 12, 2006
El viernes en la noche me fuí a ver esta película, que en las últimas semanas nos han vendido con exagerada publicidad en diferentes medios del País, y cuyo lema es: "véala antes de que la prohiban".

No estoy muy de acuerdo con los que dicen, incluyendo su director, que la película solo puede causar o muy buenas o muy malas impresiones, y nada de comentarios tibios. La película es bastante psicodélica, llena de efectos visuales y con mucho colorido, bastante "engallada", como se driría coloquialmente en Colombia. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, como todo, pero en lo que sí estoy de acuerdo es en que es una película que hay que ver y de la cuál se va a hablar por mucho tiempo en el País.

La burla crítica que hace de muchos aspectos de nuestra sociedad es bastante válida y tiene argumentos muy fuertes, que enriquecen visualmente la discusión de siempre de los Colombianos sobre nuestra falta de identidad y exceso de "viveza".

Por que como muchos intuyen, pero pocos dicen, el problema de Colombia es que somos un país de más de 40 millones de "vivos", que creen que pueden adelantársele a los demás en todo y no desaprovechan la oportunidad para desbancar a algún incauto que "dé papaya" o sea menos "vivo" que el otro.

Y por eso es que mientras el narcotráfico y la guerra sigan siendo un buen negocio, y la educación y las oportunidades no estén al alcance de todos, nuestra cultura seguirá siendo la misma y nuestros flagelos seguirán en aumento, pero eso ya es otro tema, que merece escribirse por aparte, así que hasta aquí llego hoy y mejor me iré a la cama a seguir soñando mi propio Sueño Colombiano.

2 comentario(s) :

abstruso at: martes, noviembre 14, 2006 10:41:00 a.m. dijo...

Hace poco escuché a alguien hablar de otro razgo que según él era «muy propio del típico colombiano», y que de alguna forma se ve en la película a través de John Maclein (y en general los demás personajes): la doble moral, la mentira y la verdad a conveniencia de cada situación; como nuestros jugadores de fútbol cuando caen revolcándose del dolor por una falta inexistente, o el niño que niega con insistencia que su pelota quebró la ventana del vecino.

Buena entrada.

Anónimo at: martes, diciembre 05, 2006 12:43:00 p.m. dijo...

Encantador Blog, he de decir que aún no he tenido la oportunidad de videar esta película, no por abulia, sino porque me encuentro fuera del País y no sé cuando podré verla por aquí. El hecho es que he buscado info sobre la susodicha y he leído muchos comentarios al respecto como para hacerme una breve idea de su contenido, pero me ha gustado mucho tu entrada ya que explica las cosas de una manera bastante clara,y es que somos así..(que se le va a hacer) Mi interés de verla cuanto antes ha aumentado, y es que saber que NO está hecha ni producida por un americano me tranquiliza.
Enhorabuena por el blog!!